miércoles, 11 de enero de 2012

Creatividad tras el cristal

En estos tiempos complicados para mantenerse a flote los pequeños comercios...
un poco de creatividad aplicada al arreglo de escaparates, una estética original...
no viene nada mal para intentar captar la atención del público y animar a los clientes a entrar.

Eso deben haber pensado los propietarios de estos establecimientos que he fotografiado en dos calles comerciales de mi localidad: una óptica, una floristería y una tienda de modas. 




Apelar al entorno marino y natural, a las aficiones o incluso al corazón, pueden ser un buen recurso para acercar a la clientela a dicha tienda.
¡Lástima que no siempre dé los resultados esperados! pues, a día de hoy, uno de ellos ya ha tenido que cerrar y trasladarse a otro lugar. ¡Una pena, la verdad! porque era amplio, muy bien decorado y con buenos precios.
Y es que, con estrategias comerciales o sin ellas, en épocas de crisis no es fácil emprender un negocio nuevo ni resistir cuando las ventas bajan.

9 comentarios:

Freia dijo...

Querida Luisa, ¡qué alegría verte "postear".

Yo creo que a la hora de comprar influye mucho el escaparate que haya montado el comerciante y estos son de lo más atrayentes. El problema es que estamos viviendo, como bien dices, tiempos realmente duros. Yo tengo más de un amigo o conocido con un pequeño comercio y lo están pasando francamente mal. Con esta reducción tan enorme del consumo y teniendo que luchar en desigualdad de condiciones con grandes almacenes y centros comerciales lo tienen muy, muy difícil.

Un abrazo muy fuerte, Luisa.

Martine dijo...

.. Y tan duros: en Girona están cerrando muchos negocios "de toda la vida" y se palpa la tristeza por las calles..y lo que falta..

Por otra parte soy feliz de coincidir con nuestra Freia, muchos besos a ambas!!

Princesa Nadie dijo...

Es cierto,es una pena ver como estan cerrando tantas tiendas y hay calles que se estan quedando sin vida con tantos locales vacios
Esperemos que solo sea una mala racha y que pronto todo resurja de nuevo
Un Beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Como dicen en el lenguaje especializado, hay que buscar el valor añadido: eso que nos distinga del resto y haga entrar a los clientes en nuestro local. Y si puede ser con una sonrisa, mejor.
De todas las formas, tiempos duros, en efecto.

Sara dijo...

Lo priemro Luisa desearte un año 2012 cargado de cosas buenas para ti.
Me ha encantado tu post, entrañable, tierno, precioso y a la vez duro y real....les deseo a esos establecimientos de tu barrio muchas suerte y larga vida al comercio de barrio, al pequeñito, yo lucho cada día con las armas que tengo a mi disposición, por poner mi granito de arena por el bien del pequeño comercio.
Un gustazo volverte a leer Luisa.
Mi abrazotedecisivo

LUISA M. dijo...

Queridos amigas Freia, Martine, Princesa Nadie, Sara y amigo Pedro:
Gracias por seguir mis publicaciones en el blog (que llevaba una temporada un poco abandonado) y por dejar esos estupendos comentarios que os agradezco.

LUISA M. dijo...

FREIA: Claro que la imagen es muy importante, en este caso, lo que se muestra y cómo se presenta en el escaparate. Pero, como decía, a pesar de ello, el consumo ha bajado y es difícil sobrevivir para estos pequeños comerciantes.
Muchos besos.

MARTINE: Espero que muchos de estos comercios puedan "resistir" y vengan pronto tiempos mejores.
Muchos besos.

PRINCESA NADIE: Desgraciadamente esta "mala racha" no sabemos si acabará pronto, ¡ojalá sea así!
Me alegró mucho encontrarte el otro día, espero que pronto nos veamos con más tiempo para charlar.
Muchos besos.

PEDRO OJEDA: Tiempos difíciles y duros, sin duda, profesor. Espero que la mayoría puedan mantenerse a flote con esa estética en sus escaparates y mantener esa sonrisa que mencionas.
Un abrazo.

SARA: Eso está bien, que colaboremos para que salgan adelante y sigan vendiendo también los "pequeños".
Muchos besos.

TROY dijo...

Hola. perdón por mi comentario..pero van dos días seguidos, que en diferentes sitios de Internet, me aparece esa frase respecto a las razones y el corazón. ¿Será una señal? Puede parecer una bobada, pero...

Saludos desde México.

LUISA M. dijo...

Hola, Troy, y bienvenido al blog.
No sé si debas interpretar como una señal de algo el que te haya aparecido la misma frase en distintos lugares. Quizá solo sea una coincidencia.
Según creo, fue formulada en el siglo XVII por Blas Pascal.
Saludos.