martes, 26 de mayo de 2020

Desescalar por fases

Me chocó la primera vez que la escuché en un noticiero de televisión. "¿Des-es-ca-la-da?. Yo creo que en realidad no existe esa palabra. Al menos, no creo que venga en el diccionario de la RAE" - pensé. El verbo escalar sí, por supuesto, con todas sus formas verbales y sus derivadas, con sus usos en entornos deportivos, laborales o sociales. Pero... ¿desescalada? ¿desescalar? ¿desescalamiento?... Supongo que se las han inventado; nuevas palabras para designar un hecho que indica un proceso gradual de paso del confinamiento a la "nueva normalidad". También escuché un par de veces la denominación de "transición" para referirse al mismo hecho, pero ha triunfado la palabra nueva y, tras unos días de utilizarla... ya la decimos todos (o la mayoría) como si la conociéramos de toda la vida.


A mí me sugiere alguna actividad relacionada con el alpinismo o con el montañismo: escalar sería subir el monte o montaña y desescalar, bajar de la montaña después de esa ascensión. Y, como tal, sería una actividad realizada siempre en equipo, nunca en solitario. Donde los pasos cortos y seguros que da cada montañero (tanto en la subida como en la bajada) influyen en lo que le suceda a todo el grupo. Por eso tiene que prestar cada uno su máxima atención y actuar con la mayor precaución llevando el instrumental necesario para llevar a cabo esa tarea con la mayor seguridad posible. Y mostrarse unidos, muy unidos, para lograr llegar a la meta que, como equipo, se han propuesto. 
Ojalá que, tanto los que toman las decisiones como todos y cada uno de los ciudadanos, pensáramos que esta "desescalada" consiste en eso y nuestra actuación fuera siempre responsable y en beneficio de toda la población española, ya estemos en fase 0, en fase 1 o fase 2 y vivamos en un lugar u otro del territorio de nuestro hermoso país.

Fotos propias realizadas hace algún tiempo: 
1) Jaén capital en lontananza y en el recuerdo. 2) Atardedecer en la playa de Chipiona (Cádiz).

lunes, 11 de mayo de 2020

Sensaciones confinadas en versos


En este período de confinamiento, hemos tenido más tiempo para realizar distintos tipos de actividades en casa y, también, para reencontrarnos con nosotros mismos y mirar en nuestro interior. 

Este poema corresponde a algunos de esos momentos vividos y sensaciones sentidas en los ratitos en la terraza durante los fines de semana de abril.

SILENCIO


Silencio, 
reina el silencio. 
Canto de pájaros 
a lo lejos. 
Tomo el sol. 
Leo un libro. 
Desconexión. 
Respiro, respiro. 
Cierro los ojos. 
                                                 Mundo interior.


Silencio,
no se escuchan ruidos.
De golondrinas los trinos
y algún murmullo lejano. 
Tomo un libro. 
Leo al sol. 
Introspección. 
Respiro, respiro... 
Abro los ojos. 
Paz interior


     
(Chipiona, abril de 2020, durante el confinamiento en casa)

jueves, 23 de abril de 2020

Libros, libros, libros... más libros, por favor.



Hoy, 23 de Abril... 
Día Internacional del LIBRO...
Quiero dedicar esta entrada a todos los buenos libros que me han acompañado a lo largo de mi vida.

Libros, libros, y más libros,
dando calor a la vida.
Sentimientos y poemas,
novelas y fantasías.



En los momentos alegres, 
en las épocas difíciles; 
me han hecho sonreir,
soñar, viajar, divertirme; 
me hicieron reflexionar 
o  ver mundos invisibles:
sentir entre sus páginas 
emociones indescriptibles.




 
Y, ahora en esta cuarentena 
que vivimos confinados,
descubrir que son amigos
que son nuestros aliados.

Escondido tras sus títulos,
nos envían un mensaje
invitándonos a entrar,
conocer sus personajes,
o a descubrir mil lugares
como si fuera un viaje.



 

¡Adelante, sumérgete
en la lectura de un libro
y te sentirás genial
navegando por el aire,
paseando por el mar,
alrededor de la tierra,
en un mundo sin igual!

Luisa Mª Serrano (23/04/2020)








¡Feliz Día del Libro en casita y con calma! 

Disfrutad hoy y cada día de la lectura de un libro y compartid esa experiencia con las personas a las que tenéis afecto.




P.D.: El título de la entrada es un pequeño homenaje al gran Aute inspirándome en el título de una de sus canciones. 

Gracias a mi hermana Mari Ángeles (en su conversación telefónica) y a Mariano Coronas (en su publicación) encontré inspiración para elaborar el post.

Gracias a los que aportaron a lo largo de estos años su granito de arena para que creciera mi pasión por los libros.

martes, 24 de marzo de 2020

Siete consignas para cada día

Se ha cumplido una semana de nuestro confinamiento en casa, comenzamos la segunda... sabiendo que nos espera seguir así una temporada, porque se va a prorrogar el estado de alarma. 
Para ayudarnos a superar el día a día de este período de crisis, os propongo estas siete consignas que he escrito utilizando la métrica de los haiku (tres versos de 5, 7 y 5 sílabas respectivamente) aunque no reúnen todas las características del clásico haiku japonés.



SIETE CONSIGNAS PARA CADA DÍA
(AL  MODO  DE  HAIKU)


Uno: Actuación.

Aplausos solidarios

desde mi balcón.


Dos: Precauciones.

Alejamiento social

y desinfección.


Tres: Medicinas.

Música, poesía

y buen humor.


Cuatro: Rutinas.

Ejercicio físico

y alimentación.


Cinco: Medidas.

Encuentros virtuales

y activación.


Seis: Información.

Noticias fidedignas

con limitación.


Siete: Aceptación.

Buen equilibrio mental

y meditación.

                      Luisa Mª Serrano


Que lo llevéis con responsabilidad, actitud positiva, calma, y sin descuidar la salud (física, emocional, mental), el ocio lúdico o cultural, ni las relaciones con los otros (aunque sean a distancia). 
Recuerda:
+++"Yo me quedo en casa" +++"Todo va a ir bien"+++"Gracias a nuestros héroes"+++
 

jueves, 19 de marzo de 2020

"Cuarenteneando" (reflexión en verso)

Llevo cinco años y medio sin escribir y publicar ninguna entrada en mi blog. Creía que no hacía tanto tiempo, pero la verdad es que, por unas circunstancias u otras, lo he tenido completamente abandonado. Abandonado, sí, pero no olvidado... De cuando en cuando entraba para releer alguna de mis entradas antiguas y recordar momentos y emociones vividos y más o menos lejanos. Me hacía ilusión que, de tarde en tarde, aun me llegara algún comentario de uno de esos post anteriores y comprobar que, a pesar de no actualizar el blog, seguía teniendo bastantes seguidores. También varias personas cercanas (familiares, amigos o compañeros) me preguntaban en ocasiones si continuaba escribiendo en el blog.
Hoy, después de ese tiempo "en barbecho", me decido a volver a escribir y publicar en él.

Vivimos momentos difíciles y que nos afectan a todos. Por eso, he pensado en compartir aquí, para todos los posibles lectores, esta "reflexión en verso, en tiempos de confinamiento", que he titulado "Cuarenteneando". 

Que estas palabras y versos que escribí hace dos días,
sean llamada a la esperanza y os lleven una sonrisa.


Poema: “Cuarenteneando”

Parece que hoy, con la lluvia,

me vino la inspiración.

¡A coger papel y lápiz

y a escribir en mi rincón!



No tomo a broma a este virus

que viene con hambre atroz

a atacarnos, a enfermarnos

que es pandemia y es feroz.



Quédate en casa” es el lema,

lo exige la situación.

No salgas si no es preciso,

lávate bien con jabón,

o utiliza, si lo tienes,

un gel de desinfección...

recomiendan los expertos,

buscan nuestra protección.



Combatir así esta crisis,

frenar su propagación,

que ese es el objetivo;

así que...¡Aplícatelo!



No le tengo miedo al virus,

(pero “respeto”, un montón).

Temo más al egoísmo

que antepone siempre el “yo”.



Por eso, cada uno en su casa,

nos debemos distanciar.

Se necesita que muestres

civismo y responsabilidad.

Que es la forma de vencerlo,

que lo podamos parar.

Vamos a salir bien de esto,

con fe y solidaridad.



Aislados y distanciados,

pero lejos y solos ¡No!

Si me conecto contigo

por móvil u ordenador

para hacer estiramientos

o bailar en el salón

yo me siento acompañada

y hasta respiro mejor.



Puedo sentirte muy cerca

si al teléfono oigo tu voz

o si recibo un mensaje

que me trasmita emoción,

al escuchar esa música

que me llega al corazón,

leyendo un bello poema,

con un libro en el sillón,

o al ofrecer un aplauso

cada tarde en el balcón.



Con esfuerzo colectivo

lo vamos a superar.

Después de la cuarentena,

no lo vayas a olvidar.

Aprende de la experiencia,

a valorar de verdad.



Que en el mundo que vivimos,

aquí, en nuestra sociedad,

todos somos importantes,

cada uno en su lugar,

que para que todo funcione

cada pieza ha de encajar.



Y así volvamos de nuevo

a pensar en los demás,

a reencontrarnos en la calle,

la biblioteca o el bar,

a disfrutar de un paseo

por el parque o junto al mar.



Que sí “Yo me quedo en casa”

y confinada en mi hogar.

Cuando pase la borrasca,

cuando acabe el temporal,

saldremos fuertes, crecidos

y nos podremos abrazar.



Luisa Mª Serrano Ángeles
 

domingo, 28 de septiembre de 2014

Del amor y sus ingredientes


Este fin de semana estuvimos acompañando a una pareja de amigos en el día de su boda. La ceremonia fue muy emotiva. Son dos personas encantadoras y se nota que hay mucho cariño entre ambos.
Viendo lo felices que estaban rodeados de la familia y los amigos, recordé el poema que le escribí a una querida amiga y compañera hace ya una década para leer en la ceremonia de su boda. Lo he buscado (lo cual no ha sido tarea fácil) y me gustaría compartirlo aquí con todos los que os asomáis a este rinconcito personal.

Receta con mucho amor
para vivir en pareja”:

Buen filete de pasión,
salteado de ternura,
pizca de sal y pimienta,
unas gotas de sorpresa,
y un chorreón de alegría.
Rodajas de comprensión,
con guarnición de paciencia,
en salsa de confianza
y un cucharón de ilusión.
En el horno, a fuego lento,
cocer al baño maría
y, cuando esté bien asado,
servir en fuente de amor
y adornar con unas guindas 
de entusiasmo y emoción.
Luisa Mª Serrano


¡Buen provecho! ¡Feliz convivencia!
*******
Dedicado a todas mis amigas, amigos y familiares que viven en pareja y comparten su tiempo y su amor con una persona especial.
*******
P.D.: La foto del asado que ilustra el poema está tomada de un blog que me gusta visitar La cocina casera de Irene (es solomillo relleno de frutos secos). 
La de la rosa roja es una foto propia.


miércoles, 21 de noviembre de 2012

¡Hasta siempre, Manolo!

No es fácil decir adiós a alguien a quien aprecias, a un compañero, a un amigo.
Y menos si se va así, tan de repente, sin que nadie lo esperase.
Ha sido un golpe muy duro para todos los que te conocimos, sobre todo para tu familia, para tu esposa y tus dos hijos, para tus compañeros maestros y maestras del colegio de Chipiona donde tantos años dedicaste tu tiempo y esfuerzo a la educación, para tus alumnas y alumnos actuales y para los que hace años lo fueron, para toda la comunidad educativa del centro, para todos los compañeros de los demás centros de la localidad que te hemos tratado personalmente... ¡Te echaremos tanto de menos!
.
La triste noticia me pilló tan por sorpresa que no me lo podía creer y aun hoy (cuando ha pasado casi un mes) sigo sin hacerme a la idea de que no voy a encontrarme contigo cualquier día por Sanlúcar paseando o de tapeo con tu familia o comprando en el supermercado, de que no vas a estar en las próximas jornadas de maestros, ni en las reuniones de directores (en las que te veía cuando se celebraban en mi centro), ni recibiéndonos amablemente cuando lleguemos a tu cole con los alumnos para una representación teatral o una proyección.
.
Nos conocimos hace bastantes años, no sé muy bien cuántos... Teníamos algunas cosas en común:  los dos de la provincia de Jaén viviendo lejos de nuestros padres y hermanos, nuestra profesión docente, después ocupar un cargo directivo al mismo tiempo (cada uno en un centro)... Compartíamos también algunas aficiones como la literatura, la fotografía, el cine y, de un tiempo a esta parte, el mundo de los blogs. Por eso, cuando coincidíamos en la blogosfera o nos encontrábamos en persona, siempre teníamos temas de interés común de los que hablar.
.
Porque... La distancia no es el olvido, como llamaste a tu blog personal, aunque estés lejos, no te olvidaremos, Manolo, seguirás viviendo en el recuerdo de tus familiares, amigos, compañeros, alumnos..., de todos los que te quisieron y apreciaron, para los que fuiste un excelente profesional, un buen profesor, alguien especial, una gran persona.
.
Por eso, desde aquí, desde este blog que quizá no hubiera tenido nunca si tú no me hubieras transmitido el gusto por escribir y comunicarse con otras personas a través de este medio... quiero decirte:
¡Hasta siempre, compañero! ¡Hasta siempre, paisano!
¡Hasta siempre, amigo Manolo! ¡Hasta siempre, querido tuccitano!
.
 

Manolo de la Rosa, es el autor del blog "La distancia no es el olvido" (Blog de un tuccitano) uno de los primeros blogs que visité y del que me hice seguidora habitual.
La foto la he tomado de su perfil de la red social en la que también somos amigos.