lunes, 17 de noviembre de 2008

Ser agradecida (I)

Hace ya varios meses sufrí un accidente laboral, una estrepitosa caída que me causó varias lesiones y una grave fractura en un brazo de la que todavía estoy recuperándome, aunque ya he vuelto a incorporarme al trabajo habitual y, poco a poco, a mi vida “normal”.

Durante este tiempo, tuve que permanecer ingresada en el hospital varios días, ser intervenida quirúrgicamente en dos ocasiones, acudir a consultas de traumatología y de médico de familia, asistir periódicamente a curas de enfermería y recibir muchas, muchas sesiones de rehabilitación…
.

Para agradecer con palabras el esfuerzo, la dedicación y el buen trato recibido por parte de los y las profesionales que me han atendido escribí el poema siguiente.
Hasta ahora, sólo lo había leído mi fisioterapeuta, a la que le he regalado una copia con una dedicatoria personal. Hoy quiero hacer público este agradecimiento desde aquí.

A los buenos profesionales de la medicina, cirugía, enfermería, fisioterapia… que entregan lo mejor de sí mismos y curan a sus pacientes con su sabiduría, su saber hacer y… con sus manos.

.

.

MANOS QUE CURAN

Pulso firme, mano diestra,
de experiencia muchos años.
Tris, tras, tris, con el bisturí,
vestido de verde menta
al quirófano llegó…
El artista cirujano.

Pulcra higiene, mano suave,
trato amable y sonriente.
Tras, tris, tras, en el hospital,
con antiséptico y gasa,
con tijeras y con vendas,
a la consulta viene ya…
La enfermera eficiente.

Masaje duro, palabras tiernas,
mano cálida y segura.
Flexiones y estiramientos
con pelota, disco y pesas,
y con técnicas modernas,
un completo tratamiento.
Tris, tras, tris; ya está aquí
tras, tris, tras; en la clínica está…
La excelente fisioterapeuta.

Dedos jóvenes y expertos,
manos que saben curar,
tratando huesos y músculos
solamente con tocar
con suavidad o con fuerza
según la necesidad
o manejando con pericia
delicado instrumental.
Tras, tris; tris, tras;
qué gran profesional.

Con un don extraordinario
y una habilidad especial,
con una voz que transmite
confianza y seguridad.
Factores fundamentales
para lograr la curación
y la recuperación completa
por grave que sea la lesión.
En un tris, tras; en un tras, tris.
De corazón, gracias mil.

.

Luisa M.

Fotos propias: 1) y 2) las manos de mi fisioterapeuta tratándome el brazo.
3) mi mano dando forma a un corazón.

21 comentarios:

Cornelivs dijo...

"De ser bien nacida es ser agradecida", como decia un viejo refrán español.

Me encanta leer tu blog, y comprobar dia a dia la gran persona que eres.

Un beso! :)

мαяια dijo...

No hay mejor medicina que "unas manos que curan". Es una verdad como un templo de grande...

Tampoco se me ocurre mejor forma de dar las gracias que esta tuya. Es un verdadero placer leerte.

Un besito!!! y que te recuperes al 100% muy pronto!!!

Freia dijo...

Luisa, me alegro de que al dolor y el esfuerzo le haya seguido la recuperación y la normalidad.
Un abrazo
PD Y por supuesto, el reconocimiento a un montón de personas que alivian el sufrimiento y quitan el dolor físico o psíquico

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces, esa pequeña diferencia entre ser correctamente atendido y ser atendido con humanidad es tan grande que no se nos debe olvidar agradecerlo.

Isa dijo...

Pues me parece muy bonito el poema, es un buen modo de agradecerlo todo hmmm...
Muchos besos:
Isa

Sara dijo...

Que bonito agradecimiento, de verdad que bonito! ojalá todas las experiencias fuesen como la tuya, que así debería ser, pero en este campo (como en otros, cada vez nos encontramos con más profesionales mediocres) asi es que... alabar y agredecer lo que se hace bien desde profesiones tan humanas, pues es de destacar por tu parte.
Qué tal vas con esas pupitas? te deseo que te recuperes del todo prontito y que quedes como una rosa primorosa vale?
Un besito con mucho cariño para esas pupas.Muackkkkkkkkkkk.

Nuria dijo...

Ójala pueda dedicar un poema de este estilo cuando haya terminado mi rehabilitación, que todavía no ha comenzado. Ya sabes, las listas de espera.

SELMA dijo...

Emotiva, bella e inesperada manera de expresar tu agradecimiento Luisa, les irá directamente al corazón...

Un beso cariñoso en esta mano...

manuel de la rosa dijo...

Querida amiga y paisana a pesar de trabajar separados por apenas un km, nos vemos mas por aqui o en el super...cierto que muhcas veces el buen trato cae mejor que cualquier medicina...un beso

Tormenta. dijo...

EStoy con Conerlivs, tiene razón, espero que te recuperes guapísima, me alegro mucho estar en tú casa de nuevo, aunque estuve en silencio, os he leído siempre, un besazo muy grande!
Nos leemos guapa!

Anónimo dijo...

Mil gracias a tí.
Por ser como eres y por haberte conocido. Ha sido un placer.
Un beso.

Mª de la O.

LUISA M. dijo...

Muchas gracias por vuestras cariñosas palabras en estos comentarios.

CORNELIVS: Precisamente en ese refrán pensé para poner el título. Me sonrojo por tus cumplidos. Por lo que te conozco a través del blog, tú eres una persona excelente.
Muchos besos.

MARÍA: Creo que es lo que debía hacer (dar las gracias) por un trato profesional y amable a la vez. A mí también me gusta visitarte y leer lo que escribes.
Muchos besos.

FREIA: Ya estoy bastante recuperada aunque muchos días me noto el brazo dolorido. Leer vuestras palabras de ánimo aquí ayuda mucho también.
Muchos besos.

PEDRO OJEDA: Es una pequeña gran diferencia, creo que la forma en que te tratan (cuando es buena) supone un gran porcentaje de la curación. Sé que no siempre sucede así, eso es un mayor motivo para reconocerlo y agradecerlo.
Un abrazo.

ISA: Me alegro de que te haya gustado el poema. No deberíamos olvidarnos nunca de dar las gracias a quienes las merecen. Gracias por tus visitas y por escribir.
Besitos.

SARA: Ojalá a todas las personas que sufran una lesión o enfermedad les vaya así de bien. Me encuentro bastante mejor, aunque no bien del todo, estas cosas son lentísimas. Como le decía a Freia, estas cariñosas palabras que me dedicáis también ayudan bastante.
Muchos besos.

NURIA: Mucho ánimo para ti y mucha suerte con la rehabilitación. A ver si te llaman para empezar enseguida.
Muchos besos.

SELMA: ¿Emotivas, directas al corazón? eso me gustaría, al menos son palabras que salen del corazón para dar las gracias. A personas como tú, de buen corazón, os llegan y eso también me hace feliz.
Muchos besos.

MANUEL DE LA ROSA: Sí, paisano, es importante caer "en buenas manos" en estos casos. La amabilidad, el buen trato y el saber hacer hacen más llevadero el dolor y más rápida la curación (por supuesto, junto con el tratamiento y la medicación adecuados).
Un abrazo, amigo.

TORMENTA: ¡Qué alegría que hayas regresado y que estés bien! ¿Así que visitándonos en silencio, eh?Ya pasaré por tu blog para leerte. Mi recuperación va bastante bien, a pesar de los dolorcillos y ciertas limitaciones.
Muchos besos.

ANÓNIMA (Mª DE LA O): Querida Mª de la O, mi excelente fisioterapeuta: Gracias por tus palabras y por tu alegría al recibir el poema, espero que sigamos manteniendo una relación de amistad. Sigue siendo tan buena profesional y tan estupenda persona como eres. De nuevo, gracias por todo.
Muchos besos.

Malena dijo...

Es una verdadera suerte cuando pasamos malos momentos como el que has pasado tú, encontrarnos con esos ángeles con bata de hospital que no solo curan los dolores físicos sino que nos alientan para que todo resulte más fácil.

Precioso el poema, Luisa.

Un beso muy grande y mejórate.

nán dijo...

Callaste el dolor y voceaste la alegría. Eso es estilo.

Me alegro de que el dolor fuera pasando.

Francisco O. Campillo dijo...

Vengo a tu blog a devolverte tu amable visita.
La primera frase que me ha procado la lectura de tu post, ya la ha escrito Cornelius, pero como volveré más veces, espero ser original en el futuro ;-)
Un abrazote

Goathemala dijo...

Bueno....dan ganas de ser cirujano o pertenecer a ese mundillo.

Poquitas cosas tan buenas como dad con un profesional y que sea además amable y sepa tratar a las personas.

Recupérate pronto del todo.


--
Saludos, Goathe.

ETDN dijo...

Desde luego, hay profesionales cuyo trabajo no está nunca suficientemente agradecido (ni pagado, me temo). Médicos, profesores... Bonito homenaje el tuyo.

Por cierto, gracias, ¡eres la primera seguidora de mi blog! Qué ilu me ha hecho verlo. Un beso muy fuerte para ese sur tan cercano para mí últimamente gracias a personas como tú.

мαяια dijo...

Hola guapa! Cómo va todo? Mejorando, estoy segura... ;D


P.D. Aquí hay algo para tu Blog, pero no te apures porque es como las lentejas: "si quieres lo tomas y sino, pues lo dejas" ;)


Un besazo!

LUISA M. dijo...

Muchas gracias por vuestras cálidas palabras en estos comentarios. Disculpad la tardanza en responder.

MALENA: Sí, creo que ha sido una suerte encontrar "esos ángeles con bata de hospital" (como tú defines) para curar más rápido el dolor físico y el anímico.
Muchos besos.

NÁN: Bueno, si tú lo dices... (lo considero un halago), cada uno tenemos nuestro estilo propio.
Ya me encuentro bastante mejor, ahora el dolor es más llevadero y aparece sólo a ratos.
Un abrazo.

FRANCISCO CAMPILLO: Gracias por pasar a visitarme. Vuelve cuando quieras. No es tan importante ser original como expresar lo que uno siente, ¿no crees?
Saludos cariñosos.

GOATHEMALA: Bueno, tampoco hay que exagerar... (digo con lo de desear ser cirujano o fisioterapeuta). Cada uno, desde nuestra profesión podemos ayudar a que otros se sientan mejor. Tú lo haces, por ejemplo, con tus palabras y relatos.
Un abrazo.

ETDN: A mi parecer es un homenaje sencillo pero sentido. Creo que es bueno que no olvidemos dar las gracias cuando alguna persona hace algo bueno por nosotros.
Hace ya unos meses que sigo tu blog (y otros cuantos blogs amigos) por eso cuando vi esta opción de blogger, me inscribí como seguidora en los que más frecuento.
Muchos besos desde el sur.

MARÍA: Aunque ya te he contestado en tu blog, te doy de nuevo las gracias por ese regalo. Ya está colocado en la vitrina.
Muchos besos.

Pedro (Glup) dijo...

Una sensible, original y bella manera de agradecimiento.
Saludos.

gaia56 dijo...

Tuve hace años una fractura de muñeca y reconozco en las fotos las manos de mi fisioterapeuta, sus movimientos certeros para que mi mano volviera a hacer los movimientos acostumbrados.
Te entiendo. Un beso.