martes, 12 de agosto de 2008

El desvelo de una noche de verano

Sábado del mes de agosto... de madrugada:

Una moto, dos motos, tres motos... Un coche acelera al pasar y frena al llegar a la esquina. Un coche de caballos: resuenan los cascabeles, retumban los cascos de los caballos y las voces de sus pasajeros. Un coro de grillos estridente y desafinado se oye cada vez más cerca y más fuerte. Una moto pasa "a toda pastilla" dando petardazos con el escape para hacerse notar: rrrr, rrrr, rrrr... tá, tá, tá. Un coche pasa más despacio, lleva puesta la radio a toda potencia con una música insoportable que es un castigo para los oídos y para el buen gusto.

Una pandilla de chicos y chicas se acerca con voces y risas y se paran a charlar en voz alta (como hablan normalmente) justo debajo de mi ventana. (¿Qué pasa? ¿no hay otro sitio en la calle? Podían seguir hasta la plaza que está a cincuenta metros y sentarse en un banco, pero no... ¡Menos mal! Parece que continúan su camino.) De nuevo el coro desafinado de grillos. Voces y pisadas de gente que pasa. Otro coche de caballos pero, esta vez, con gente cantando y tocando las palmas. (Pues ¡qué bien! ¡vaya horitas! ¡Que aquí viven también personas que quieren dormir...!) Los ladridos de un perro... (Bueno, también tendrá que protestar el pobre...) Otro coche del tipo "discoteca ambulante"... (Estos jóvenes van a quedarse completamente sordos además de tener un pésimo gusto musical).

Por fin, un poco de silencio... A ver si también llega el sueño... ¡Zuuum, zuuum, zuuum! ¡Vaya, lo que faltaba! ¡Maldito mosquito!

10 comentarios:

Juan Luis dijo...

Hola.

Ay España, este país tan alegre.

Muchas gracias por la visita a mi blog y tus palabras de ánimo.

Un saludo.

manuel-tuccitano dijo...

Es que aqui somos así de educados... mientras yo disfruto al otro que le den...un abrazo compañera (¡que poquito nos queda!)

LUISA M. dijo...

Hola, Juan Luis y Manolo:
Gracias por visitar el blog en esta semana de agosto en que la mayoría de los blogueros parece que están desconectados o andan de vacaciones.
Juan Luis: Recupérate pronto y sigue escribiendo (y leyendo). Nos vemos por los blogs. Saludos.
Manolo: Sí que quedan pocos días de vacaciones. Aprovéchalos al máximo y coge fuerzas para septiembre. Un abrazo.

Mega dijo...

Jaja, Luisa, el ruido en España es ensordecedor. Una pesadilla continua, como bien describes. Toda la razón.

PS: ¿Venciste al mosquito?

Saludos cordiales

Tormenta. dijo...

Jajaja hola guapa! me encantó el post, oye, que manera de contar todo cuanto ves y escuchas a tu alrededor en una noche de verano! fue un placer estar por aquí! volveré!.
Besos!.

LUISA M. dijo...

Hola, Mega y Tormenta!
Gracias por vuestra visita.
Me alegro de que os haya gustado y de haberos hecho reír un poquito con este "desvelo...".
Mega, sobre el final del mosquito, lo dejo a tu imaginación.
Tormenta, puedes volver siempre que quieras.
Saludos a ambas.

Soboro dijo...

Claro, como hay que abrir las ventanas para refrescarse oímos los ruidos que normalmente aparecen apagados tras los cristales.
Qué incordio!
Un saludo

LUISA M. dijo...

Soboro: Gracias por venir y dar tu opinión. Pero, en esas noches de finde de agosto, no es sólo que se escuchen más los ruidos por tener las ventanas abiertas, es que hay muchos más ruidos molestos que dificultan el sueño. Por suerte, a partir de ahora, disminuirán y podremos dormir mejor. Saludos.

Freia dijo...

Acabo de descubrir tu blog desde la última entrada de Adanero y me he bebido literalmente varias de tus entradas. Me ha gustado especialmente la última, la de la sirena que logró fugarse de la residencia. También me he sentido identificada con tu noche de agosto y el fantástico abandono que produce el adormecimiento con el traquetreo de un tren.
Curioseo por tu blog y me sorprende mucho ver que tienes enlazado el mío. Es un honor y un placer. Mis disculpas por haber llegado tan tarde a tu casa. Últitamente no puedo centrarme en la blogosfera tanto como quisiera. Espero poder compensarlo con visitas frecuentes a partir de ahora. Estoy segura de ello.
Un saludo,

LUISA M. dijo...

FREIA: ¡Bienvenida a este blog por el que puedes pasear cuando quieras!
¡Caramba!... demasiadas alabanzas juntas en un solo comentario, no crees? Muchas gracias y me alegro mucho que te hayan gustado mis textos.
Ya nos encontraremos por tu blog, el mío o el de otr@s amig@s bloguer@s.
Saludos.