jueves, 3 de julio de 2008

Volando en libertad (I)


"La mayoría de las gaviotas no se molestan en aprender sino las normas de vuelo más elementales: cómo ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas, no es volar lo que importa, sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar. Más que nada en el mundo, Juan Salvador Gaviota amaba volar."
(Richard Bach - "Juan Salvador Gaviota")

Hoy, supongo que por asociación de ideas, la buena noticia de la liberación en Colombia de la candidata a la presidencia y otros 14 rehenes de su larguísimo secuestro, me ha hecho pensar en el valor de la libertad y en este libro. Creo que también Ingrid Betancourt -como Juan Gaviota- necesitaba, más aún que comer, más que nada en el mundo, volar, sentirse en libertad.
Recuerdo que, cuando leí este relato, en mi época de estudiante, me encantó aunque, en aquel momento, quizá no comprendí del todo el mensaje del autor. Tenía mucha fuerza y algo de magia y fantasía al mismo tiempo. Me parece un canto a la libertad y a la fe en las propias capacidades para alcanzar un sueño.
Ojalá hubiera muchas personas que lucharan como Juan Gaviota para superarse y lograr su meta. Que para ellas lo más importante fuera volar, volar libres, y no sólo el sustento de cada día (comer) como les ocurre a la mayoría de las gaviotas (y de la gente).
Quizá muchos de vosotros lleváis ese Juan Salvador Gaviota dentro y aún no lo habéis descubierto. Dejadlo volar... en libertad.

6 comentarios:

Juan Luis dijo...

Un sólo día de secuestro me haría sentir como si me hubieran robado media vida.

LUISA M. dijo...

Juan Luis:
Gracias por visitar el blog y por tu certero comentario.
¡Qué importante es la libertad y qué poco la valoramos a veces!

en tierra de nadie dijo...

Hola, Luisa:

Te debía visita ;)

Entro en tu blog y me recibe esa cita de Juan Salvador Gaviota. Ese libro (y Richard Bach en general) marcó mi adolescencia. "Ilusiones", "Puente al infinito" fueron durante mucho tiempo mis libros de cabecera. Me sé de memoria muchas de sus frases, que ya he hecho mías.
AY! Has desatado muchos recuerdos...

Feliz verano

ETDN

zöe dijo...

Le devuelvo cortesmente su visita, y quedo encantada! La verdad es que debería releerme Juan Salvador Gaviota, porque nunca me cautivó...supongo que no lo leí en el momento adecuado...
Prometo releerlo y comentarle algo al respecto...
Ahhh!!! La libertad!! Es como el concepto de felicidad, la mayoría comete/mos el error de no valorarla bien hasta que la perdemos... ajco de nosotros...jejeje

carmen moreno dijo...

Debo reconocer que me canas Juan Salvador Gaviota. No me gusta la gente que hace de los sueños de los demás su modus vivendi, pero reconozco que tiene el tirón de lo sensible. En fin...
En cambio, me gusta encontrarte, me gusta que te rehagas y no te quedes mirando el suelo. Hay menos chicles pegados a las nubes. Sigue escribiendo, Malu, es el camino.

LUISA M. dijo...

Gracias por vuestra visita a ETDN, Zoe y Carmen.
ETDN:
Me alegro haber despertado recuerdos agradables de tu adolescencia.
ZOE:
Un solo libro puede tener muchas lecturas diferentes según el momento en que lo leamos.
CARMEN:
Gracias por animarme a seguir escribiendo. Me encanta eso que dices de que "hay menos chicles pegados a las nubes".
Sed felices y libres. Hasta pronto.