viernes, 30 de julio de 2010

Encuentro al atardecer

Se encontraban siempre al atardecer.
Ninguno de los dos necesitaba consultar un reloj ni escuchar un silbido para saber que había llegado ese esperado momento del día.
El estanque era el lugar ideal para su cita diaria.
.
Al llegar, uno por cada lado, se detenían un instante.
Se miraban, aproximaban sus cabezas... y comenzaban un baile lento y suave, una coreografía de movimientos bien coordinados.
Su piel oscura brillaba en cada estudiada pirueta que dibujaban sus cuerpos.
.
Así, un día tras otro, durante todo el verano, Molly y Jerome eran la atracción principal de todos los visitantes del parque.
.
* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Foto propia realizada el verano pasado durante la visita al Loro Parque de Tenerife.

10 comentarios:

Adanero dijo...

Y los visitantes aplaudiendo y pensando que buen trabajo de adiestramiento y en verdad es simplemente amor.
¿Simplemente?

Un saludo.

Princesa Nadie dijo...

¡Qué bonita historia!
Me alegro de encontrarte,es cierto que aún queda el mes de Agosto para disfrutar del verano y para intentar vernos...te llamaré
Muchos besos

Liova dijo...

Hola Luisa M.!!!! Entrañable tu entrada!!! Qué bonito dos animales "jugueteando" en el agua! Digno de contemplar. BESITOS Y SALUDITOS DESDE CÁCERES.

LUISA M. dijo...

ADANERO: Gracias, amigo, por la buena valoración. Sí, señor, "amor pinípido" como tú lo has llamado en tu muro de facebook.
Un abrazo.

PRINCESA NADIE: Querida Princesa, me alegra que te guste la historia. No sé si podremos quedar una tarde antes de que acabe el verano, pero espero que sea pronto.
Muchos besos.

LIOVA: Un baile lento y amoroso en su propio medio: el agua.
Besos.

Sara dijo...

Como me gusta a mi, disfrutar de estas atraciones...y de tus relatos cercanos y entrañables, asi es que gracias por este de pasión y veranito, que tienen un poquito de mi jajajaja, por la pasión que muestro en casi todo lo que hago y por mi pasión al veranito jajajaja.
Abrazote inmenso Luisa, de veranito, calor, vacaciones.
Muacks guapa

Goathemala dijo...

¿Qué animal tan bonito, verdad? Siempre que las veo me dan ganas de tocar esa piel que supongo fría y resbaladiza.

Bonito relato.

Abrazos.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Sin embargo, yo siempre tengo una sensación de tristeza en estos espectáculos...
Vuelvo.

LUISA M. dijo...

SARA: Si te gustan tanto, la foto y el relato te habrán hecho recordar cuando tú los has visto en estos espectáculos y coreografías acuáticas, claro.
Sigue disfrutando del verano y de los baños cantábricos.
Muchos besos.

GOATHEMALA: A mí me parecen bonitos, Goathe, sobre todo cuando están en su medio, nadando o saltando. La piel lisa, brillante y fría, lo supongo, pues yo tampoco los he tocado nunca.
Un abrazo.

PEDRO OJEDA: Ya ves, un mismo lugar o una misma experiencia puede provocar sensaciones muy diferentes en cada persona.
¿Así que vuelves a reincorporarte a los blogs después de unas vacaciones? Espero que lo hayas pasado bien y hayas descansado.
Un abrazo.

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

Sin duda la armonía funciona mejor en los animales que en las personas. Besos.

LUISA M. dijo...

MANUEL DE LA ROSA: Hola, paisano.
Bueno, con un poquito de esfuerzo, podemos llegar a parecernos a ellos (en eso de la buena armonía), je, je.
Sigue disfrutando de las vacaciones y el descanso.
Un abrazo.