sábado, 14 de febrero de 2009

Yerta

No la conocíamos, no sabíamos su nombre, pero para mí era de la familia de Juan Salvador y de Pedro Pablo.

Esa mañana los niños la encontraron en una esquina del patio y corrieron a avisarme. Me acerqué, la cogí y la levanté del suelo. Los chicos la tocaron y la acariciaron con suavidad. No se movía. Tenía los ojos abiertos, pero su cuerpecillo estaba rígido y frío y su cuello girado hacia un lado.

No sé qué le había ocurrido, pero, desgraciadamente, ya no podíamos ayudarla, estaba yerta, sin vida.

Los niños, rodeándome y mirándola, decían:
- ¿Qué le ha pasado?
- ¿Por qué no se mueve, está muerta?
- ¡Qué plumas tan blancas y tan suaves…!
- Parece que tiene un poco de sangre junto al pico.

Yo, con ella en brazos, les respondí:
- ¡Pobre gaviota, debía estar aprendiendo a volar! Debió desorientarse... estrellarse contra algo y caer el suelo, luego… no pudo soportar el frío de la noche.

- ¡Qué pena, con lo bonita que es…! Y ¿qué hacemos?

- Vamos a enterrarla en el jardín – les dije.

Pero, en realidad, en aquel momento hubiera querido tener “poderes mágicos o sobrenaturales” para darle un soplo de vida a aquella pequeña gaviota con el calor de mis manos, como ET curaba a Elliot en la película.
.

18 comentarios:

Parsimonia dijo...

Ver un animal muerto siempre da mucha tristeza. A mí me pasa cuando voy en coche y veo un perrito atropellado que me da mucha pena.
Besos

Selma dijo...

No supo, no llegó a "volar sobre el mar", pero recibió de tus manos y de los niños una última caricia...

Besos cariñosos, Luisa, Amiga.

Cornelivs dijo...

A mi tambien me hubiera gustado tener esa magia de Harry Potter, y devolverle la vida. Precioso animal.

Me ha encantado este post, amiga.

Un abrazo.

Troba dijo...

Juan Salvador Gaviota, gaviota, vlas del equilibrio...

besos!

Manuel de la Rosa -tuccitano- dijo...

es el encuentro de la infancia con la dama negra...triste sensación de impotencia...besos

pd: como va el tema del cine..avisme por e-mail...

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Qué pena dan los animales muertos. Qué mirada la de los niños cuando descubren la muerte por vez primera.

Goathemala dijo...

Me agrieta el sufrimiento de los animales. Pobre pajarito, sin duda pariente de Juan Salvador.

Lo mejor de tu acto es que te descubre como ser digno; es mas el entierro y la entrada es una síntesis de la dignidad que, sin duda, derrochas.

Me recordaste un gatito que se nos murió cuando vivíamos en Madrid y que enterramos justo en la entrada del Museo del Prado.

Saludos.

David Carrascosa dijo...

Muy tierno el fin de mi semana al visitar tu blog. Una historia tan sencilla como emotiva.

Un abrazo y buena semana!!

Tormenta. dijo...

Ojalá tuvieramos esos poderes mágicos para hacer el bien..ojalá!

Besos preciosa!.

Sara dijo...

Un gustazo leerte siempre , pero hoy!!!!hoy este escrito me suena especial, yo también quisiera tener poderes mágicos, sobrenaturales, ¡QUE BONITO! para hacer el bien en el mundo.
¡Hoy....si yo los tuviese! devolvería a Marta del Castillo a sus padres sana y salva;devolvería a tantos niños desaparecidos o asesinados... ¡a sus padres!...con la dura, dificil y preciosa tarea que es darles la vida,enseñar a volar a nuestros hijos, a nuestras gaviotitas y...que vengan desalmados y les corten las alas...¡que duro!¡que duro!
Un abrazote

Malena dijo...

Luisa, nuestro corazón sufre por los animalillos que indefensos perdieron la vida.
Yo también cuando veo a las gaviotas volar, pienso cual de ellas será Juan Salvador Gaviota.

Deberíamos poder tener el don de devolver la vida.

Gracias por tus palabras tan cariñosas porque te dan la fuerza para seguir siempre adelante.

Un beso, muy, muy, grande.

Nuria dijo...

Gracias por haberme hecho recordar la maravillosa historia de "Juan Salvador Gaviota". Leía varias veces el libro y además he visto la película un montón de veces. Enseña una lección audaz, importante y muy completa.

Besos

Malena dijo...

Paso a dejarte un beso, Luisa.

LUISA M. dijo...

Muchas gracias, amigas y amigos por vuestras palabras que expresan vuestros sentimientos nobles.

He estado desconectada del blog unos días por problemillas de salud y hoy, por falta de tiempo, siento no poder responder a cada un@ individualmente como me gustaría.

Para tod@s vosotr@s: Parsimonia, Selma, Cornelivs, Troba, Manuel de la Rosa, Pedro Ojeda, Goathemala, David Carrascosa, Tormenta, Sara, Malena y Nuria, un cariñoso abrazo.

Juan Luis G. dijo...

Algo de mágico tienes porque la has resucitado para nosotros en tu relato.

Espero que te mejores.

Un abrazo

Lennon por siempre dijo...

Hola, cordial saludo. Te extiendo una cordial invitación para que visites el blog:

www.johnlennonporsiempre.blogspot.com

Es un homenaje a John Lennon. Espero lo visites y te hagas seguidor(a).

Igualmente te invitamos a unirte al grupo "John Lennon por siempre" en facebook y así comenzar a trabajar en la conmemoración de los 30 años de la muerte de Lennon.


Give peace a chence

Víctor

LUISA M. dijo...

JUAN LUIS: Gracias, eres muy amable al decir eso. ¡Ojalá con la magia de las palabras pudiéramos también mantener con vida a las personas que queremos!
Un abrazo.

LENNON POR SIEMPRE: Visité tu blog-homenaje. Me parece interesante. ¿Casi 30 años han pasado ya? Pero sus composiciones musicales siguen vivas como "Imagine".
Saludos cordiales.

lys dijo...

Un poco de magia es lo que nos hace falta a veces, qué hermoso sería poder sanar...

Un beso